Anestesia local o anestesia general de corta duración (sedación)

Si la duración del embarazo es inferior a 18 semanas, puede elegir entre una anestesia local o una anestesia general de corta duración (sedación). A partir de 18 semanas de embarazo, la intervención siempre se realiza bajo  sedación . En nuestra clínica no ofrecemos anestesia epidural.

 

Si la intervención se realiza con anestesia local, usted no duerme durante la intervención. Sentirá las inyecciones de la anestesia y los procedimientos de la intervención. El grado de dolor que se siente durante la intervención es diferente para cada mujer. En general, después de la intervención sentirá algunas contracciones. Esta sensación se puede comparar con dolores menstruales muy fuertes.

 

Si la intervención se realiza con sedación,  se le administrará un somnífero y un analgésico a través de una aguja en el brazo. Durante la sedación, cuando esté dormida, no sentirá nada de la intervención. Una vez finalizada la intervención, la despertarán. Todavía se sentirá un poco somnolienta y, a veces, un poco mareada.

 

Después de un legrado por aspiración con sedación  o después de un aborto en el segundo trimestre, no debe participar activamente en el tráfico durante 24 horas.

 

La sedación apenas implica riesgos para personas sanas; sin embargo, es importante que en la entrevista previa a la intervención indique claramente posibles problemas de salud y medicamentos que use. Determinados problemas médicos o si existe sobrepeso grave, pueden ser motivos para que el médico decida no administrar una sedación , en relación con un aumento del riesgo.