Riesgo de complicaciones

La probabilidad de complicaciones durante o después de la intervención es muy baja. Posibles complicaciones pueden ser: pérdida excesiva de sangre o lesiones uterinas. En dicho caso (< 0,2%), puede ser necesaria una intervención adicional en un hospital general.

Por otra parte, puede suceder que un embarazo muy temprano todavía siga progresando, o que hayan quedado atrás tejidos residuales en el útero. En ese caso, el médico puede decidir que es necesario que tome medicamentos adicionales o practicar un legrado.

 

Por lo general, la intervención de aborto no tiene efectos negativos en futuros embarazos. La siguiente menstruación se produce entre 4 y 6 semanas después del aborto.